Instalación: cinco cajas de luz de 170 x 80 x 35 cm; vídeo monocanal de 1’ 10’’; dibujo de gran formato a pared, textos de vinil recortado e iluminación amarilla, 2009.


Piel de Oso es una instalación que muestra los resultados de un proyecto que gira en torno a la metáfora de vestir la piel del otro. Los rituales bárbaros de cacería y la alta civilización de la moda y alta costura generan las reglas para reflexionar sobre el constante cambio y reconfiguración de identidades que se da en cualquier relación humana, como la de una pareja. Cazar es seducir, matar, desollar, curtir, vestir el trofeo: enamoramiento. Para este proyecto, Elizabeth convirtió el taller del Colectivo Oso en uno de costura. Seleccionó un conjunto de ropa que Luis usaba y las transformó en ropa femenina. Finalmente, las nuevas prendas las integró a su guardarropa para ser usadas cotidianamente. La instalación comprende la documentación de todo el proceso.


Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons Atribución-NoComercial-Compartir Igual 4.0 Internacional.